Centro de Salud Alianza
Pérdida de Hijo en Centro de Salud Alianza

Cómo enfrentar la muerte de un hijo

La muerte de un hijo o hija y la pérdida de esperanzas

En este artículo hablaremos sobre la experiencia de enfrentar un duelo, pero no cualquier duelo, sino que la pérdida de un hijo o hija. Enfrentar la muerte de un hijo, es una de las experiencias más dolorosas que existen, ya que no solo se pierde la presencia física, sino que todas las esperanzas y expectativas depositadas en éste.

Fecha de Publicación: Domingo 12 de Abril del 2020

Enfrentar la sensación de vacío o soledad

Cuando una mujer decide ser madre, generalmente es producto de una falta que se hace presente en la forma de experimentar la realidad. Un hijo viene a completar aquella falta, dándole a la madre la ilusión de que con la llegada de éste hijo aquella sensación de vació o soledad desaparecerá.

Un hijo le da la ilusión a la madre que llenará ese vacío o soledad existentes

Un hijo le da la ilusión a la madre que llenará ese vacío o soledad existentes

¿Por qué es tan difícil enfrentar la pérdida de un hijo?

El duelo de un hijo es mucho más complejo de enfrentar que cualquier otra pérdida, ya que un hijo es insustituible. Generalmente en un duelo normativo, sabemos que el dolor que se siente en algún momento llegará a su fin, ya que forma parte del proceso normal del duelo, sustituyendo al objeto perdido por otro nuevo tanto o más apreciable que lo perdido.

En el caso del duelo de un hijo, éste no encuentra un remplazo por su característica de ser insustituible. Un hijo es único, no hay nada ni nadie que lo pueda reemplazar. Por esta razón, el dolor que se siente declina solo cuando se acepta que lo que se ha perdido en insustituible. Cuando predomina la idea de la sustitución, por ejemplo, de manera inconsciente se intenta reemplazar a un hijo por un nieto, hablamos de duelo patológico, dificultando los estilos de afrontamiento de pérdida de manera generacional.

El duelo de un hijo, una situación compleja de enfrentar

El duelo de un hijo, una situación compleja de enfrentar

Implicancias relacionadas a la muerte de un hijo

Una de las implicancias relacionadas a la muerte de un hijo, está relacionada con la ruptura de la idea de mortalidad del yo y de la continuidad generacional. En estas circunstancias cae el proyecto investido en un futuro a través de la continuidad generacional que un hijo implica para un padre o madre.

Por otra parte, el poder identificarse con ser madre o padre está dado por la vida de un hijo, un hijo es quien le otorga sentido a la maternidad o paternidad. Por esta razón, enfrentar la pérdida de un hijo o hija remueve estas identificaciones, manifestándose con fuertes sensaciones de angustias relacionadas con la desintegración del yo. Muchas personas que han vivido la experiencia de la pérdida de un hijo, tienden a no reconocerse, ya que algo de ellos mismos se ha perdido, algo de su propia identidad.

La pérdida de un hijo genera cambios en el psiquismo de los padres, removiendo las funcione parentales y volviendo a dejar aquella sensación de vacío por la que decidieron tenerlos. Es ahí donde se vuelven importantes los rituales acerca de mantener en palabras el recuerdo de aquel hijo perdido, así como también celebrar fechas o acontecimientos relacionados con él.

Una sensación intensa de ansiedad puede llevar a perpetuar una sensación de incapacidad

Una sensación intensa de ansiedad puede llevar a perpetuar una sensación de incapacidad

¿Cómo es el dolor ante la pérdida de un hijo?

El dolor que se experimenta ante la pérdida de un hijo es diferente que cualquier otro tipo de dolor. Si bien no impide seguir viviendo, ya que no es constante y su intensidad disminuye con el tiempo, tiene la particularidad de que cuando retorna el recuerdo de la pérdida este se vuelve intenso y doloroso muy rápidamente. En el caso de otras pérdidas, el recuerdo es más sentido como una nostalgia, sin la misma intensidad que la primera vez.

¿Cuánto dura un duelo de un hijo?

Este tipo de duelo suele ser un poco más prolongado debido a la relación directa que hay con aquellos aspectos de índole narcisistas. Es decir, con aquello de la propia identidad que se ha perdido, ya que lo que se ha perdido es carne de mi carne, sangre de mi sangre. La temporalidad para enfrentar este duelo varía y dependerá de las variables personales. En otras palabras, no existe un tiempo aproximado sobre cuánto podría durar.

La duración del duelo puede variar por distintos factores

La duración del duelo puede variar por distintos factores

Factores que inciden en la elaboración del duelo:

Hay varios factores que pueden incidir en la elaboración del duelo, entre ellos están:

  • ⚫ El lugar de aquel hijo en la constelación familiar
  • ⚫ Si es hijo adolescente
  • ⚫ Si es un lactante
  • ⚫ Si es hijo único
  • ⚫ Si es un primer hijo
  • ⚫ Si es hijo varón
  • ⚫ Si es hija mujer
  • ⚫ Circunstancias de la muerte, esperada o no

Todo lo anterior puede influir sobre que tan traumático puede experimentarse la pérdida. No cualquier experiencia por intensa que sea se constituye como traumático, ya que esta responde a una respuesta subjetiva de cada sujeto.

La culpa como proceso de duelo

Cuando una persona se encuentra en el proceso de elaboración del duelo, transita por una serie de emociones, entre ellas la culpa. La culpa en el duelo por la pérdida de un hijo, es una de las emociones más frecuentes, ya que se experimenta debido a aquella sensación de haber fallado, haber fracasado en su función como padres.

Por otra parte, la culpa surge como falta de amor parental, es decir, el dejar de pensar en el hijo perdido, es experimentado como una falta de lealtad, traición o abandono. La fidelidad por el hijo perdido actúa como un mandato que obliga al padre a mantener el contacto con él, a no dejar de extrañarlo y pensarlo, ya que aparentemente funciona como la forma de expresar el amor parental.

Mostrar el amor como padres, muchas veces se transforma en culpa

Mostrar el amor como padres, muchas veces se transforma en culpa

En resumen:

La muerte de un hijo obliga a los padres a adaptarse a una nueva realidad que se muestra cruel e irracional. Por lo que, el proceso de duelo es un trabajo emocionalmente fuerte debido a las características del dolor, un dolor intenso e inesperado. Los padres deben enfrentar a un nuevo desafío que se enmarca en la capacidad de reencontrarse y aceptarse ante una nueva identidad, permitiendo lograr el equilibrio personal y familiar esperado para que el funcionamiento de la familia pueda continuar de una forma saludable.

¿Estás pasando por alguna situación de duelo y te gustaría pedir ayuda profesional?

Nos gustaría poder ayudarte. Tenemos terapeutas capacitados para tratar este tipo de pérdidas. Puedes contactarte con nosotros a nuestro WhatsApp o llámanos a nuestro número de teléfono: +569-3144-3967. Consúltanos tus dudas para poder ofrecerte nuestra ayuda.

Estamos ubicados a pasos del Metro Francisco Bilbao, en Francisco Bilbao 3771.

Agendar hora de psicología o psiquiatría Agenda Tu Hora

Les saluda,
Psicóloga: Nathalie Pincheira Ramírez
Centro Salud Alianza

Psicóloga Adultos Nathalie Pincheira Ramírez en Centro Salud Alianza en Providencia Santiago